Indicador de Confianza 2012 - Tercer Trimestre

portada

Información:

Indicador de Confianza de la Hostelería correspondiente al tercer trimestre de 2012, elaborado por la Federación Española de Hostelería y la Universidad Nebrija: la mayoría de los encuestados han asumido la subida del IVA, un 80%, al haber sido un aumento del 2% en lugar del 10% previsto en un principio, por lo que no se ha trasladado a los precios. Esto se ha reflejado en los datos del IPC del mes de septiembre de la restauración que ha mantenido la subida de los precios, un 0,8% al igual que en mes de agosto, lo que aumenta el diferencial con la inflación que aumentó en el mismo mes siete décimas hasta un 3,5%.

A pesar del esfuerzo que han hecho la mayoría de los establecimientos por absorber el impacto del IVA, el 60% manifiesta que la demanda ha descendido, un 38% afirma que se ha mantenido y únicamente un 2% dice que la actividad se ha incrementado.

Por otro lado, según el indicador, los empresarios se han mostrado muy negativos en cuanto a la evolución de las ventas en el tercer trimestre comparado con el mismo período de hace un año, aunque se ha mantenido la línea de los trimestres anteriores. En cuanto a la evolución del negocio respecto al segundo trimestre del año, los empresarios no se han mostrado tan pesimistas, aunque se han mantenido los valores negativos, lo que responde al período estacional más que a una mejora general de la situación. Sin embargo, las perspectivas de futuro no son muy esperanzadoras, incrementándose el pesimismo respecto al último trimestre del año, convirtiéndose en la valoración más negativa del año.

Una vez más, los factores internos tienen mayor peso que los externos, siendo la situación adversa de la economía, el señalado como principal problema que afecta a la evolución de las ventas, seguidos de la caída de la demanda y los costes de la energía. Sin embargo, mientras los anteriores mantienen su influencia, la preocupación por la mayor presión fiscal es el factor que más ha ido aumentando en las valoraciones de los empresarios en los últimos tres trimestres.

Los problemas de naturaleza externa se señalan como menos preocupantes que los anteriores, y entre ellos se perciben como los más relevantes para el desarrollo de las empresas, la falta de confianza social, los costes financieros y los precios bajos.