Los Sectores de la Hostelería 2014

portada

Información:

ÍNDICE:
1. INTRODUCCIÓN
2. ANÁLISIS ESTADÍSTICO
3. VALORACIÓN ECONÓMICA
4. LA SITUACIÓN DEL EMPLEO
5. CARACTERIZACIÓN DE LA HOSTELERÍA ESPAÑOLA
6. FUTURO DEL SECTOR
7. CONCLUSIONES
8. BIBLIOGRAFÍA

En 2014 volvieron a cerrar bares y restaurantes, mientras que continuaron aumentando los hoteles y principalmente los establecimientos de restauración colectiva, según se desprende del Estudio de los Sectores de la Hostelería que se acaba de publicar, realizado de forma anual desde hace más de veinte años por el director del doctorado en Turismo de la Universidad Nebrija y asesor de FEHR, Manuel Figuerola.

Después de seis años consecutivos de descensos, el sector hostelero ha tenido una evolución positiva en el año 2014, consolidándose esta recuperación en los primeros meses de 2015. El descenso de establecimientos corresponde al cierre de microempresas mientras que se han creado nuevas empresas grandes, lo que explica que la producción mantenga una evolución positiva, alcanzando cerca de 125 mil millones de euros en ese año.

En el informe se destaca la gran importancia del sector hostelero español en cuanto a su destacable contribución a la generación del PIB nacional, que ha subido hasta el 7,6% en 2014; la influencia social proyectada manteniendo un alto número de puestos de trabajo que superan 1,4 millones en ese año; el papel clave que protagoniza en el desarrollo turístico español, así como la repercusión indirecta favorable que origina, beneficiando colateralmente a numerosos sectores del sistema económico. Ello lleva a la realización de un estudio en intensidad, que exige la compleja estructura que presenta este sector, con numerosos subsectores productivos de naturaleza distinta.

Cerca de 300.000 establecimientos hosteleros

El número de establecimientos de hostelería en España en el año 2014 era de 289.576, lo que supuso un descenso del 1,9% respecto al año anterior, con 5.700 locales menos. La caída se atribuye al menor número de bares y restaurantes, mientras que aumentó el número de empresas de restauración social y de hoteles. En ese año abrieron cerca de 40 mil empresas, buscando una salida laboral, pero asimismo se observa un elevado número de empresas que cerraron, casi 45 mil, superior en cifra al número de altas.

Pese a este descenso, la producción del conjunto del sector hostelero volvió a subir por segundo año consecutivo, con un aumento de un 3,2% respecto a 2013, hasta 124.612 millones de euros.

Menos bares y restaurantes

Los bares forman el subgrupo que reúne el mayor número de establecimientos del conjunto del sector (un 65,5% del total), con 189.648 locales registrados en ese año. Estos establecimientos fueron los que más descendieron respecto al año anterior, un 2,5%, que se traduce en cerca de cinco mil locales menos que en 2013. Desde el inicio de la crisis en 2008, se observa un descenso de cerca de 13.000 establecimientos.

A pesar de que el número de bares ha seguido descendiendo, la producción de estos establecimientos repuntó en 2014 después de varios años consecutivos de descensos, desde el inicio de la crisis. El aumento en ese año fue de un 2% respecto al año anterior, alcanzando los 52.137 millones de euros.

También descendió respecto a un año atrás el número de restaurantes y cafeterías, un 1,7%, situándose en 2014 en 71.077 establecimientos (un 24,5% del total). Esta caída es la segunda que se produce después del retroceso del 1% que tuvo lugar en 2013 y se traduce en una pérdida de algo más de 1.200 locales.

Esta rama de actividad tuvo una producción en 2014 de 41.389 millones de euros, con un avance de un 1,9% sobre el año anterior. La producción de este subgrupo sigue una evolución positiva desde 2011, a pesar de que en los dos últimos años el número de establecimientos ha descendido.

La restauración social crece con fuerza

El grupo de comedores colectivos y de comidas preparadas es el que más ha crecido en los últimos años. En 2014 el número de establecimientos aumentó un 2,4% hasta 13.993, lo que supone 322 locales más que un año atrás. Este grupo tuvo un incremento en la producción de un 6,2%, hasta 12.335 millones de euros. Desde el inicio de la crisis, únicamente se produjo un descenso en el año 2010.

Junto con los comedores colectivos, los hoteles también tuvieron una evolución positiva aunque más moderada que la de aquéllos. Después de mantenerse prácticamente sin cambios en 2013, en 2014 tuvieron un crecimiento de un 0,5% hasta 14.858 establecimientos. La producción del alojamiento creció en un porcentaje bastante superior al de los establecimientos, un 7,6% hasta 18.751 millones de euros, después del repunte que se produjo el año anterior, tras la caída que tuvo lugar en 2012.

Recuperación del empleo

El Estudio dedica un apartado al empleo donde se tratan las principales tendencias del mercado laboral hostelero durante el año 2014. Las empresas del sector estabilizaron y consolidaron sus plantillas durante los años de crisis para comenzarse a apreciar signos de generación de empleo en los últimos trimestres de 2013. En 2014 se observa una recuperación del empleo en todos los trimestres, lo que ocurre por primera vez desde el inicio de la crisis económica en el año 2008. En concreto, según muestran los datos de la EPA, el número de trabajadores ocupados en hostelería aumentó de media en el conjunto del año 2014 un 5,3%, que se traduce en un crecimiento de 71 mil trabajadores respecto al año anterior, lo que ha permitido superar los 1,4 millones de ocupados en el sector, aunque todavía no se ha llegado a las cifras anteriores a la crisis.

La hostelería ha generado empleo neto durante 2014 en sus dos ramas de alojamiento y restauración, frente al año anterior en que se produjo un repunte únicamente en la segunda, mientras que se mantuvo el descenso en los establecimientos de alojamiento. Los restaurantes y bares tuvieron un incremento de los ocupados de un 6,1% hasta 1.082.000 trabajadores. En el alojamiento el crecimiento fue menor, de un 2,7%, primer aumento en este subsector después de las caídas que se produjeron en 2012 y 2013, alcanzando un total de 321.700 trabajadores.

Estas tendencias han conducido a que en 2014 los servicios de alojamiento, como ocurría el año anterior, hayan perdido algo de peso dentro del sector, cayendo ligeramente por debajo del 23% de la ocupación hostelera. En consecuencia, las actividades de restauración ganan peso, representando el 77% de la ocupación dentro del conjunto del sector de la hostelería.

Aumento del empleo a tiempo parcial

La evolución positiva del empleo, sin embargo, se ha producido en el empleo a tiempo parcial que ha subido desde 2008 cerca de 10 puntos hasta representar un 27,3%, frente al descenso en la jornada a tiempo completo hasta un 72,7. En el año 2008 las contrataciones a tiempo parcial eran algo más de 250.000, mientras que en 2014 superan las 380.000.


PRECIOS SIN IVA