Pilates como prevención de los trastornos músculo-esqueléticos en hostelería

portada

Información:

Esta guía está pensada para los trabajadores del sector de la hostelería, cubriendo el aspecto preventivo para evitar posibles Trastornos Músculo-Esqueléticos o bien para aquellos trabajadores que ya padeciéndolos, puedan mejorar su calidad de vida siguiendo los ejercicios del Método Pilates propuestos. Prevenir es porvenir.

La guía es un programa de ejercicios ideado para principiantes, con explicaciones sencillas para que sea fácil de utilizar. Los calentamientos y estiramientos expuestos son posibles sin necesidad de hacer grandes esfuerzos.

¿Quién puede beneficiarse de esta guía? Pilates tiene algo que ofrecer a todo el mundo, pero este manual es una invitación para aquellos trabajadores que necesitan y quieran tener un cuerpo preparado para sobrellevar el esfuerzo físico que conlleva su tarea diaria.

El ejercicio debe convertirse en parte de la rutina diaria porque el ejercicio debe ser, en realidad, un hábito. Un buen hábito. La actividad física es una manera de cuidar el cuerpo, igual que la higiene personal. En definitiva, esta es una guía para estar en forma, porque necesitamos cuidar nuestro cuerpo como necesitamos y cuidamos nuestro coche. Y ¿cómo no lo vamos a hacer con nuestra herramienta más importante, que es nuestro propio cuerpo?

Las sesiones continuadas de Pilates le ayudarán a una mayor coordinación e incrementarán su equilibrio. Conseguirá que las zonas rígidas se estiren y las débiles se fortalezcan, por lo que se encontrará más relajado y sentirá una agradable sensación de bienestar. Un cuerpo en forma es a la larga un beneficio para el rendimiento en el trabajo.

Cuando comience el programa de ejercicios es importante que no se exija mucho. Hay que hacer siempre los ejercicios sin forzar en exceso las posiciones. Lo importante es ir realizando los ejercicios con control y pocas repeticiones. Poco a poco, la musculatura irá acostumbrándose. Un cuerpo tonificado, flexible y elástico es un cuerpo sano y educado en la postura, y por lo tanto preparado para afrontar el día a día tanto en la vida laboral como en lo más cotidiano.

Los resultados del Método Pilates nos dicen que la práctica del mismo es una medida preventiva real y eficaz, frente a los riesgos laborales de carácter ergonómico que inciden negativamente en la salud física de los trabajadores y las trabajadoras y, además, demuestran los efectos terapéuticos beneficiosos en la recuperación de dolencias relacionadas con el sistema osteo-muscular.