Guía de catalogación, evaluación de riesgos y adaptación de los puestos de trabajo en el sector de hostelería - parte I

portada

Información:

Presentación del estudio “PREVENCIÓN, INTEGRACIÓN Y EMPLEO DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD”

El sector de la hostelería emplea a casi 3 millones de personas en nuestro país. Los puestos de trabajo en nuestras empresas son de lo más variado y distinto. Según el IV Acuerdo Laboral de Ámbito Estatal para el Sector de Hostelería (ALEH) los distintos puestos se pueden agrupar en seis áreas funcionales distintas:

Área Primera: Recepción-Conserjería, Relaciones públicas,
Administración y Gestión.
Área Segunda: Cocina y Economato.
Área Tercera: Restaurante, Sala, Bar y similares.
Área Cuarta: Pisos y Limpieza.
Área Quinta: Mantenimiento y Servicios auxiliares.
Área Sexta: Servicios Complementarios.

Esta variedad de funciones y actividades nos obliga a disponer de personal formado y con habilidades muy distintas. Poco tiene que ver la actividad diaria de un camarero de barra y sala con la de un técnico en mantenimiento de ascensores o un director de marketing. Y todos estos puestos de trabajo conviven en un solo establecimiento.

En la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) art. 25 de protección de trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos establece literalmente que: “El empresario garantizará de manera específica la protección de los trabajadores que, por sus propias características personales o estado biológico conocido, incluidos aquellos que tengan reconocida la situación de discapacidad física, psíquica o sensorial, sean especialmente sensibles a los riesgos derivados del trabajo. A tal fin, deberá tener en cuenta dichos aspectos en las evaluaciones de los riesgos y, en función de éstas, adoptará las medidas preventivas y de protección necesarias.”

El principio rector de la prevención consiste en adaptar el puesto de trabajo al trabajador y no a la inversa. Las medidas preventivas pueden incluir pequeños cambios en el puesto de trabajo, en los horarios de trabajo, en los equipos, en las instrucciones, en el entorno, en los procedimientos, etc.; así como en la tecnología de apoyo y la formación.

Las organizaciones representantes de los empresarios y de los trabajadores mayoritarias del sector, CEHAT, FEHR, UGT y CCOO, conscientes de su responsabilidad y potencialidad de integración de una gran cantidad de personas con capacidades diferentes, se han unido para la realización este estudio, cuyo objetivo es el análisis específico de los puestos de trabajo de las áreas Primera, Segunda y Cuarta pensando únicamente en las personas con discapacidad.

Esperamos que el resultado del mismo sea útil para todo el sector, en primer lugar para los trabajadores con discapacidad, para que se encuentren en un entorno laboral adaptado a sus necesidades específicas que favorezca su integración laboral a la vez que se vigila por su salud. En segundo lugar, para los empresarios, a los que esperamos haberles facilitado el camino para la contratación de personas con discapacidad y haberles ayudado a la adaptación de los puestos de trabajo, junto a los responsables de salud laboral. Por supuesto el estudio también está destinado a todos los trabajadores y trabajadoras del sector, cuyas condiciones de trabajo también se verán mejoradas con las adaptaciones universales que proponemos.